Loading...

EL TERRENO, AMBITO GEOGRAFICO Y CLIMA

El terreno se halla en la ladera de la sierra descendiendo en terrazas donde hay plantados cerca de 250 olivos.La orientación es sur y estamos a unos 560 metros sobre el nivel del mar. Tenemos un clima suave con una pluviosidad media en los últimos diez años de 1300 mm. Las lluvias concentran sus máximos en el otoño e invierno y los veranos son calurosos y secos. Creo es importante determinar estos aspectos pues de ellos dependerá las labores a realizar y en el tiempo que hay que hacerlas. Mi intención será comentarlas de acuerdo a como las vayamos realizando.

EL SUELO

Es importante tener en cuenta a la hora de iniciar un huerto el tipo de suelo. En mi caso el suelo es arcilloso y por lo tanto muy pesado y difícil de trabajar. Lo ideal es aportar compost y estiércol suficiente para mejorar su estructura a la par que los nutrientes necesarios para el buen desarrollo de las plantas.

El suelo arcilloso presenta, por otro lado, cualidades interesantes (no todo iba a ser malo) fija mejor los nutrientes y conserva mejor la humedad.

Para mejorar la estructura del suelo y al objeto de ahorrar costes en compost (no soy todavía autosuficiente) aporto arena, evidentemente no dejo de echar compost pero lo hago en menores cantidades.La arena no aporta nutrientes pero mejora la estructura del suelo y luego es más fácil de trabajar la tierra (no se compacta ).

lunes, 25 de abril de 2011

CUENTO INFANTIL - EL GATO,EL BURRO Y GALLO.

Juan vivía en una pequeña casa de piedra en la ladera de la montaña rodeado de un espeso bosque de robles. Delante de su casa tenía una huerta y algunos frutales. A un lado  había un gallinero con unas cuantas gallinas y un hermoso gallo.Tenia también un viejo burro y un gato.
Juan vivía solo y esto, sobre todo en las largas noches de invierno, le pesaba como una losa.

Un día se le ocurrió una brillante idea. Pensó que para no sentirse tan solo debería tener la compañía de un perro. Recordó que alguien le dijo una vez que el perro era el mejor amigo del hombre. Pero luego también pensó que el perro y el gato  no podrían estar juntos, pues de todos es conocido que los perros y los gatos no se llevan nada bien. Es por ello que decidió entonces deshacerse del gato. Así es que un día lo cogió lo llevó al bosque y lo abandonó.
Se acercó luego al pueblo más cercano y compró un cachorro de perro. Ahora ya tendría compañía y no se aburriría tanto.

Una noche el viejo burro entró en el huerto pisando y comiendo todo lo plantado.

- Ya estoy harto de este viejo burro que no sirve para nada. Me voy a deshacer de él - se dijo.
Antes el burro lo utilizaba para bajar al pueblo cargándolo a la vuelta con las cosas que compraba. Pero ahora bajaba en un destartalado coche y ya no necesitaba los servicios del burro. Así es que un día lo cogió lo llevó al bosque y lo abandonó.

El gallo cada madrugada cantaba despertándolo, cosa que le molestaba mucho. Pensó entonces que para tener huevos no necesitaba del gallo, que le bastaba con las gallinas. Así es que un día lo cogió lo llevó al bosque y lo abandonó.

Juan ahora se sentía satisfecho tenia un perro que le haría compañía y se había desecho del gato, del burro y del gallo.

Pasaron los meses y empezaron a aparecer los primeros ratones que le comían los alimentos que tenia en la despensa. Con la llegada de la primavera la hierba del prado comenzó a crecer y las gallinas ponían huevos pero de ellos no salían nuevos pollos.

Pasado el tiempo Juan empezó a añorar a su gato que mantenía alejados de su casa a los ratones. También al viejo burro que le abonaba y segaba la hierba del prado, teniendo ahora que comprar abono y segar a mano con  guadaña.  Y echaba de menos al gallo pues ya no tenia nuevos pollos.


Juan comprendió que de la misma forma que sus animales necesitaban de sus cuidados, él para tener una vida más fácil les necesitaba a ellos.
Pensó que al huerto le podía hacer una cerca para que el viejo burro no pasara, también podría alejar el gallinero de la casa para no escuchar el gallo, el perro como era cachorro quizás se acostumbraría a convivir con el gato.

          - Quizás no este todo perdido - se dijo.

Llenó el morral con algo de comida y se encaminó hacia el bosque. Después de mucho caminar se encontró con el burro.

         - ¡¡¡Ey!!! querido amigo, te  confieso que te he echado de menos. Me he comportado como un burro. Te pido que me perdones. Vuelve conmigo.- le dijo Juan.

El viejo burro lo pensó un momento. El también se había sentido muy solo en el bosque y le apetecía volver con Juan.

              - De acuerdo vuelvo contigo a la granja - contestó el burro.

Se pusieron a buscar al gallo y al gato y cuando ya estaban por dejar la búsqueda ,encontraron al gallo.


      - Hola estimado gallo. Ruego que me perdones el haberte abandonado en el bosque. Me gustaria que regresaras a la granja. -
        

El gallo se puso a pensar, estaba dolido con Juan, pero se encontraba muy solo y echaba de menos a las gallinas.Así es que después de un rato de hacerse de rogar, al fin accedió y contestó que volvería con Juan.

Siguieron buscando por el bosque para tratar de dar con el gato. Después de mucho buscar vieron al gato en lo alto de un árbol.

        - Buenas tardes queridísimo gato,querría que me perdonases por haberte abandonado. Te pido que regreses con nosotros a la granja - dijo Juan mostrándose muy apenado.

El gato, que era muy independiente, no se encontraba a disgusto en el bosque. Vivía de lo que cazaba y no necesitaba tanto de la compañía.
 Juan se dio cuenta que el gato no seria tan fácil de convencer, así es que trato de hacerlo utilizando la comida  para seducirlo.

       - En casa tengo un montón de ratones para tí y su número no para de crecer.- le tentó Juan.

Ante tan poderosos argumentos el gato no pudo resistirse y al fin cedió y se fué con todos ellos.

Juan , el viejo burro, el gallo y el gato entendieron que mejor era vivir acompañado y que unos y otros se necesitaban.


                           


 




                         




                          

1 comentario:

  1. Qué historias tan bonitas a la par de sencillas y emotivas¡¡¡ Seguid así con el blog. Todos los días entro para ver si hay algo nuevo.

    ResponderEliminar